QUE TAN CELOSO ERES SEGÚN TU SIGNO ZODICAL.

Todas y todos somos celosos en mayor o menor proporción, pero los astros nos dan una idea de la tendencia que tenemos cuando se trata de celar a nuestra pareja.









Aries. Aries es seguro de sí mismo, confía completamente en su pareja, no hará escenitas de celos, ni reclamos injustificados; pero eso  sí, si descubre alguna mala movida, lo habrás perdido para siempre. No es de segundas oportunidades, no perdona ni mucho menos olvida. Si tu pareja es Aries, no hay de otra; la fidelidad y la entrega es lo más importante para ellos.
Si quieres estar con Aries no queda otra salida que serle fiel. Enterarse de un adulterio, sólo provocará reacciones explosivas que darán fin a cualquier historia de amor. Sus celos son furiosos, capaces hasta de matar en esa situación.
Si está realmente enamorado, es posible que no manifieste sus inseguridades y trate de ocultarlas. Eso sí, que no te pesque un fraganti porque no habrá vuelta atrás.
Si la autoestima de Aries está bien elevada, los celos podrán generar un especial sabor por tener competidores, luchar contra ellos y quedar como un héroe ante su amada pareja.


Tauro. Es uno de los signos más nobles y  afectuoso, pero también es sumamente obsesivo.Tauro necesitará sentir seguridad, estará constantemente sospechando, esperando encontrar detalles que corroboren sus dudas, le gusta la tranquilidad, pero si provocas sus celos su toro salvaje saldrá a relucir. Si se entera de una infidelidad, posiblemente perdone y siga con su pareja, sin embargo jamás olvida. Ante una traición, se vuelve desconfiado, te lo reprochara por mucho tiempo. Será un trabajo duro recuperar su confianza.
Tauro necesita sentirse seguro. De buen corazón y afectuosos, no espera que nadie le haga daño. Su naturaleza posesiva hace que crea que la otra persona le pertenece y ante una traición, se vuelve muy desconfiado, creando un clima insoportable de convivencia. Ardua tarea la de recuperar nuevamente su confianza.
Posesivo con la pareja y con sus cosas.Rencoroso, ante la infidelidad, podría quemar todas tus cosas y destruírte a ti.

Géminis. Géminis cae fácilmente en el juego de los celos. En  general, es bastante “ojo alegre “, por lo que es capaz de perdonar y olvidar una infidelidad. No se clava en los rencores. Pero…en su dualidad de personalidad, también pueden llegar a ser muy intensos, no llega a los golpes, pero sabe utilizar las palabras, sin duda se enfrentará a quien sea necesario con su característica diplomacia. Géminis es  de alma libre, fiel si se enamoran, si lo engañas podrá perdonarte, pero no esperes que siga siéndote fiel.
Pero los gemelos son dos y en su carácter doble, complejo y contradictorio, también puede llegar a vivir los celos de manera muy intensa, dependiendo de cada situación.
Géminis no es de enfrentarse al otro por una infidelidad, pero si debiera hacerlo, resuelve el problema con una buena conversación.
Al ser un signo tan divertido, independiente y liberal, con los géminis hay que estar atentos.
Si lo engañas podrá perdonarte, pero no esperes que siga siéndote fiel.


Cáncer. Cáncer es muy sensible y confiado, lo que le impedirá reconocer la traición. No concibe que lo engañen, pero ante lo evidente, no perdona y por supuesto, se valdrá de los reproches para desquitar su coraje. Cuando descubren una infidelidad, sufre demasiado. Cáncer posee gran imaginación, lo que lo puede llevar a crearse falsas historias en su cabeza, Terminará relaciones por celos injustificados.
Puede asegurar no ser celoso, sin embargo sí lo es de todo lo que siente suyo y protege. Reacciona ante los mismos, viviendo situaciones tormentosas pasajeras.
La gran inseguridad de Cáncer y su frondosa imaginación pueden conducirle a terminar una relación por una traición inexistente.
Al ser tan cariñosos, protectores y emocionales, el engaño los hace sufrir demasiado y jamás lo olvidan. Los cangrejos sueñan con una relación perfecta.
Por lo general, atravesar una infidelidad repercute directamente en su sistema digestivo.


Leo. No es celoso pero no acepta engaños. Sin obsesionarse, tiene todo bajo control ya que no tolera ser burlado. Si descubre una infidelidad, su naturaleza lo alejará de la persona que hirió su ego. Los celos de Leo están teñidos de vanidad y orgullo. Son capaces de perdonar y olvidar…y de matarte también.
Al ser un signo muy seguro de sí, difícilmente crea que puedan estafarlo…. ¿Quién podría ser mejor que él. Sin embargo, por su naturaleza teatral, es capaz de montar un drástico espectáculo en esa situación.
Leo es celoso de su amor y de quien pueda serlo. Es muy posesivo en ese sentido.
Cuando estés con un Leo, no andes presumiendo con otras personas. Herir su orgullo es lo peor que puedes hacer. Directamente terminará contigo en busca de alguien que los valore como corresponde. 




Virgo. En realidad, Virgo es celoso y desconfiado aunque no lo admita. También es muy probable que perdone una traición….eso sí, prepárate porque bajita la mano, vivirá recordándotelo. Es tan racional que siempre encontrará la manera de resolver la situación con mucha inteligencia. Si Virgo ve que está perdiendo a su amor, puede desarrollar fuertes celos. 
Su temperamento racional, hace que pretenda resolver vergonzosas situaciones de celos de una forma práctica y objetiva.
Si Virgo ve que está perdiendo a su amor, puede desarrollar fuertes celos. Sin embargo, estos sentimientos no son comunes porque es un signo muy ético y  piensa que el otro  también lo es.

Libra. Libra siempre está atento a que nada derrumbe su  relación. Si descubre que algo anda mal, su mundo se viene abajo. Entonces, se pone en el lugar del otro, pudiendo comprender y perdonar… “No es rencoroso”. Libra es diplomático y muy sociable; todo un encanto, es él quien generalmente provoca celos en su pareja. Por esta razón, puede entender muy bien cuando es la contraparte quien genera el conflicto.
Libra es diplomático y muy sociable; coqueto y encantador; siendo él quien generalmente provoca celos en su pareja. Por esta razón, puede entender muy bien cuando estas situaciones son generadas por su pareja.
Otra mirada de Libra considera los celos como una actitud sumamente infantil que no merece sus más nobles sentimientos.
Si seduces a otra persona, Libra manifestará su descontento suavemente, pero de a poco el enojo irá creciendo cual bola de nieve. Como cree  en sus historias – y una vez que llegó a una conclusión difícilmente la cambie – si justifica sus celos, su reacción puede volverse muy peligrosa.

Escorpio. Vigila, controla, persigue. Si descubre una infidelidad, no lo soporta. Sumamente vengativo. Su naturaleza poderosa, apasionada e intensa, hace que sientan sus celos de la misma manera. Son incapaces de tolerar la traición. Cuidado porque un escorpión, hará lo necesario para tener todo bajo control,  si tiene dudas puede convertirse en el mejor detective, si te descubre y te perdona, convertirá tu vida en un infierno. Sus celos son infernales.
Escorpio -uno de los más celosos del zodíaco- revisará tu celular, contratará detectives y vivirá tendiéndote trampas para hacerte caer. Si te descubre y te perdona, convertirá tu vida en un infierno. Sus celos son criminales.
Sumamente intuitivo, Escorpio descubre lo que quieres mantener oculto. Y ten cuidado con lo que escondes porque estos reyes del misterio, son de temer.        

Sagitario. No puede comprender que jueguen con su confianza; sin embargo, ante una infidelidad, termina perdonando, entendiendo que cualquiera se puede equivocar. Pueden negarlo, pero lo cierto es que no son tan indiferentes a los celos, incluso pueden llegar a cometer locuras. Sagitario es leal, honesto, sincero y por supuesto, espera lo mismo de su pareja. Si lo decepcionan, suele ahogar sus penas en compañía de sus amigos, o con algún buen tequila.
Aunque parezcan indiferentes a los celos, no lo son y es más, pueden cometer locuras. A pesar de esto, logran perdonar y olvidar.
Sagitario es leal, honesto, sincero y por supuesto, espera lo mismo de su pareja. Si lo decepcionan, suele ahogar sus penas yendo a bailar o en una buena botella de wisky.
Es el signo menos celoso. Te otorga total libertad y confianza, por lo que, si lo traicionas, lo pierdes. Más allá de esto, Sagitario cree que es el único con derecho a tirarse una cañita al aire.




Capricornio. Cuando tiene pareja, es porque confía enteramente en ella,centra sus intereses en asuntos trascendentes, pero si se entera o descubre un engaño, termina la relación y no hay vuelta de hoja. Son de relaciones serias y formales, les gusta respetar y que los respeten.
Se muestran serios y comprometidos con una relación. No gusta de despertar celos en el otro y espera lo mismo para con él.
Al ser un signo de tierra, sienten a su pareja de su propiedad y son capaces de terminar una relación “por las dudas”.
Si creen tener una pista, se vuelven muy obsesivos, controlándolo todo.

Acuario. No pierde el tiempo con los celos, para él la  vida es un juego de riesgos que hay que correr. No le importa el hecho de la infidelidad en sí, como el de sentirse desilusionado. Esta siempre ocupado en trabajar por sus proyectos, no se desgasta en presunciones. Es por esto que pueden perdonar infidelidades e incluso olvidarlas con rapidez. 
Aunque no lo demuestre y se exprese extremadamente libre, Acuario es un solitario con temor a establecer relaciones más profundas, por miedo a sufrir después. En estos casos,  puede verse muy afectado por los celos.
Al ser un signo de aire, pensante, pueden aprovechar los celos o situaciones engañosas y con creatividad, recurrir a cambios de rutina que puedan rescatar la relación.
Acuario es poco celoso y hasta parece desinteresado, pero no tolera el engaño ya que es fiel y aprecia la verdad ante todo.




Piscis. Para Piscis la infidelidad es un balde de agua fría, uno de sus mayores temores. Llora y dramatiza, incluso sin fundamentos. Siempre lo niega, pero es sumamente celoso. Es tan noble, que termina por sentirse culpable,  lo que lo hace perdonar rápido y con sinceridad,  hace borrón y cuenta nueva, pudiendo recomenzar su relación de cero.
Piscis es un signo de sentimientos caóticos, muy sensible, puede vengarse o perdonar cualquier ofensa, incluso la traición. Sin embargo, como se entregan completamente, si abusas de esta bondad, puede desatar una ira y una tormenta imposibles de frenar.
El sentir celos los lastima y mortifica demasiado, sin embargo, perdonan rápidamente.

SI TE GUSTO ESTE ARTICULO COMPARTELO
GRACIAS POR TU VISITA A ESTE BLOG.


loading...

No hay comentarios.:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...